Aftercare: cuidados después de una sesión BDSM

Escribe: Nico Eliceche

Creo que era sábado a la noche. No, no, creo que era Viernes… Si era viernes. Bueno, no importa el día en realidad, sí estoy seguro que era de noche y estaba comiendo chocolate. Uno de esos de la marca de la vaquita violeta bien potentes, con caramelo y nueces o algún fruto seco. Lo pienso y se me hace agua la boca. Pero esperen, me estoy yendo por las ramas, lo que quería contarles es que estaba en la cama, comiendo chocolate, luego de una sesión de spanking y bondage.

En ese momento pensé: “qué lindo es el aftercare y que importante, ¿Por qué no lo hacemos siempre?”.

Cuando conocí el termino aftercare me pareció medio loco, pero en realidad debería ser súper normal para todxs. Antes de seguir les cuento: en el BDSM, luego de jugar y realizar las prácticas, siempre se consensúa un período post sesión en donde lxs participantes pueden atender sus necesidades psicológicas, físicas o emocionales. Es un momento ultra importante, porque por lo general las actividades son una especie de montaña rusa de emociones, y es necesario evitar el “subdrop”, lo que sería como un estado de bajón, producido a raíz del fuerte aumento de la adrenalina y endorfinas que puede dejar vulnerables a los participantes.

Este periodo siempre debe estar, es casi una obligación en el BDSM, no hacerlo puede hasta generar un grave daño, y en algunos casos podría considerarse abuso.

… después de coger, nos gusta que nos abracen, fumar un cigarro, bañarnos, estar solxs… Entonces ¿qué tiene de malo poder hablar de esto con la persona con la cual vas a tener relaciones y decirle: “Mira, a mi después del sexo me gusta estar solx, a vos ¿Qué te gusta?”.

Cada uno tiene una preferencia distinta para el aftercare, por eso es importante consensuarlo y negociarlo previamente. Admito que al principio me parecía medio raro, como muy formal y que sacaba espontaneidad, pero después comprendí que seguro tenía que ver con mi formación heteronormativa y mis preconceptos. ¿Por qué digo esto? Porque consensuar el aftercare significa comunicarse, ser sinceros y abrirse, el “macho” nunca se abre, no es sentimental. Por suerte entendí la importancia que tiene este espació y la comunicación para, a fin de cuentas, pasarla mejor, y cuantas cosas se pierden los “machitos”…

Obvio que pienso que esto deberíamos aplicarlo a todas nuestras relaciones, no solo a las prácticas BDSM, sino también en las relaciones «vainillas». Como dije más arriba, a todxs nos gusta algo distinto después de coger, nos gusta que nos abracen, fumar un pucho o porro, bañarnos, estar solxs… Entonces ¿qué tiene de malo poder hablar de esto con la persona con la cual vas a tener relaciones y decirle: “Mira, a mi después de garchar me gusta estar solx, a vos ¿Qué te gusta?”.

Comunicarse con el otrx, decirle que es lo querés, que es lo que te gusta no significa que vas a tener una relación seria, que te vas a casar o que te enamoraste de esa persona. Simplemente es para que la pasen mejor ambos. Entiendo que estamos en una época en donde todo es rápido, al instante, todo al alcance de un swipe y un like, pero hablemos del sexo, C-O-M-U-N-I-C-A-C-I-Ó-N. Les prometo que la van a pasar mejor.

Para ir terminando, me gustaría contarles algunas ideas para armar un kit para el aftercare, si bien algunas cosas están enfocadas a juegos BDSM, igual podríamos incorporarlas todas:

  • Paracetamol (no hace falta aclarar cuál es su uso),
  • Crema analgésica, puede usarse para dolores en zonas puntuales, sobre todo para el dolor que se da a partir de la inflamación.
  • Aloe Vera, para hidratar y refrescar la piel después de la sesión, además da la sensación de frescura y ayuda a desinflamar.
  • Aceite Corporal, unos buenos masajes ayudan a relajarnos, circular la sangre y aflojar los músculos. Unos mimos oleosos pueden ser una gran manera de sentirnos comodxs y cuidadxs.
  • Té relajante, es una gran manera de hacernos sentir en confort.
  • Golosinas, ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en sangre y son un lindo gesto que nunca está de más.
  • Jabón aromático, luego de la sesión algunos necesitan bañarse, por eso tener un jabón especial con una fragancia relajante potencia lo positivo de bañarnos, dando a una situación cotidiana un toque especial y confortable.
  • Cepillo de pelo, para muchos cepillar o que te cepillen el pelo es una situación de relajación, además contribuye a asearnos para vernos y sentirnos mejor.

Obviamente cada unx puede incorporar cosas a su gusto, pero esas son algunas ideas. Antes de finalizar, insisto: charlar y comunicarnos en relación a nuestra sexualidad va a hacer que la pasemos mejor durante el sexo.

Puedo sonar repetitivo, pero no importa, no tengamos vergüenza o miedo de decir qué nos gusta, y tampoco tengamos miedo de preguntar qué le gusta al otro. El aftercare es súper importante, y debemos incorporarlo a todas nuestras relaciones sexuales.

Anímate a decirle a tu pareja lo que te gusta, antes o después. Si después del sexo te gusta estar en silencio, que no te pregunte si te pasa algo, …simplemente a tí te gusta estar en silencio…

4 respuestas a «Aftercare: cuidados después de una sesión BDSM»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.